RSS

Pañales ecológicos


Los pañales habituáles de usar y tirar están compuestos de unas fibras y plásticos que pueden tardar hasta 500 años en degradarse, una alternativa son los pañales ecológicos de tela lavables.
Podemos encontrar de varios tipos de tela y calidades, con variaciones de precio.
Están hechos como una braga o calzón impermeable pero totalmente transpirable y con una capacidad de absorción igual a los desechables.

Además, son menos dañinos para el cuerpo del bebé, disminuyendo las paspaduras y dermatitis debido a sus materiales orgánicos y textiles, mucho menos perjudiciales que las fibras de plástico sintético con productos químicos de las que están hechas los pañales convencionales, también mantienen la temperatura adecuada.

Otra de las ventajas es el precio. El gasto de pañales desechables para un niño durante dos años supone un gasto de unos 1.400 euros apróximadamente, en Argentina el precio (en proporción) sería mucho mayor, ya que los pañales son más caros aqui. Los pañales lavables pueden costar unos 600 euros con una vida útil de 5 a 6 años. Una vez que los tiremos se degradarán fácilmente al ser de algodón.




















Como ya dije, hay muchos tipos, los hay llamados "todo en uno", que son de una sola pieza, lavables hasta 300 veces y sin accesorios, otros son los "rellenables" que constan de más de una pieza en las que se les coloca dentro un protector de usar y tirar, todos anatómicos y de diferentes diseños.




También los hay de bambú, como este de la foto, un material muy ecológico, una toalla muy suave con un tacto similar a la seda cuando es nueva, mucho más suave y delicada para el culito del bebé. A demás el bambú tiene propiedas antibacterianas (muchas de las culpables de la dermatitis) y es más absorbente que el algodón.


Muchos de estos pañales puedes verlos y comprarlos en la página Crianza natural, con un surtido muy amplio que va desde estos hasta compresas (toallitas femeninas) y salvaslips (protectores diarios) también ecológicos.

Yo supe de estos pañales hace un tiempo, al final por unas cosas o por otras, o porque mi bebé ya tenía unos cuantos meses no los compré, pero creo que si tengo otro hijo me animaré a probarlos.

Una alternativa natural, para cuidar nuestro medio ambiente y la piel de nuestros bebés.

3 comentarios:

Mayordomo Valmaseda dijo...

Sería de gran utilidad para los que tienen poco fondo en el bolsillo. Y de paso, le daríamos un respiro a la madre naturaleza.

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Pues si que interesante! Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Sabes una cosa si no es por ti no lo llego a saber, es estupendo para no andar tirando a la basura continuamente incluso se encuentran tirados por el suelo, que maravilla puesto que yo soy de lavar y lavar, eso es como lo de los polvos de talco líquidos..

Todo mejora cantidad, mientras ellos van creciendo..
las cosas mejoran, estoy de oír en casa que antes eran gasas las que se usaban como pañales y siempre se sabia donde había un bebe por el tendal.

Hasta pronto querida amiga.