RSS

Partos bajo el agua

Cada día son más parejas las que se interesan por ello.

No son pocas las clínicas privadas que ofrecen la posibilidad dar a luz bajo el agua, servicio cuyo precio ronda los 900 y los 1200 euros e incluye la intervención quirúrgica siempre que fuera necesaria.

En cuanto a la sanidad Pública debemos decir que la iniciativa poco a poco comienza a implatarse en algunos hospitales mediante la utilización de bañeras de dilatación que permiten un parto natural y no medicalizado. La Coruña y Pontevedra serían algunas de las comunidades españolas que ya cuentan con el privilegio.


Como en todos los aspectos de la vida, existen discrepancias frente a sus riesgos y ventajas. Hay especialistas que argumentan que sus beneficios no están realmente probados y únicamente lo recomiendan a pacientes cuyo riesgo durante el alumbramiento sea bajo, mientras que otros destacan únicamente sus efectos positivos.

Además de facilitar las posturas instintivas, la temperatura del agua (la misma que la del organismo humano) disminuye la producción de adrenalina, relaja los músculos durante el parto, y favorece a la dilatación, lo que disminuye los dolores y hace que pocas veces sea necesario el uso de medicamentos, anestesias o episotomía que faciliten la salida del bebé.

Por su parte, el bebé hace que su primer contacto con el exterior sea realizado de una forma relajada y acompasada. Todas las sensaciones del mundo exterior le van llegando poco a poco, favoreciéndose la transición del bebé del líquido amniótico al mundo exterior.


Obviando todo debate médico, resulta una auténtica gozada el poder ser testigo de uno de estos nacimientos a través de un vídeo que encontramos navegando por la red.

Espero que lo disfruteis:


6 comentarios:

Mr Blogger dijo...

Esto es como comprarse un coche nuevo, hay que mirar qué es cada cosa, ver todos los modelos, las casas, los equipamientos, los precios... lo que pasa es que en cuestión de embarazos ni se nos pasa por la cabeza ponernos a investigar qué es lo mejor o como se desarrolla todo. Tenemos la idea de que vamos al hospital y allí nos lo hacen todo que pasamos de intentar averiguar exactamente qué es y cómo funcionan todas las cosas, que riesgos y qué alternativas exiten, etc etc. Y el parto bajo el agua realmente es una alternativa bastante interesante.

dany dijo...

que maravilloso este video...

María del Carmen dijo...

La experiencia hace que uno sepa algo mas y vea esos pormenores, pero los padres jóvenes a veces no escuchan.

siempre hay que averiguar todo, mas vale pecarp or mas que por menos

te saludo y dejo mi paz

marycarmen

wwww.panconsusurros.blogspot.com

La Gata Coqueta dijo...

Que bonito la emoción me ha embargado, no hay nado en el mundo que pueda superar este momento.

El padre esta encogidito de la impresión.

Muy bello, las demás palabras sobran.

Ya estaba muy bien el anterior pos pero este no se queda corto para nada.

A dios y hasta otro momento, un besazo.

Costarossa dijo...

Una amiga mía lo hizo en casa - con preparación y en presencia de una comadre, y le fue muy bien.

Por cierto, te paso un premio en mi blog, las reglas son un poco raras, así que no te sientas obligada :)

La Mama de Patito dijo...

Bueh!

Supongo que es cuestion de gustos.

A mi me aterroriza el agua, entonces un parto asi me da mucho repelus, jamas lo haria.

Yo prefiero un hospital y mucha anestesia!