RSS

'Papás de emergencia'

Ojeando la edición de mi ciudad de un periódico que se edita de manera gratuita (aquí en PDF) me he encontrado con un artículo, a mi entender, realmente interesante. Por eso no he podido evitar ir a buscarlo en la edición digital para plasmarlo, con las mismas palabras, en este espacio:


Papás provisionales para niños recién nacidos
en busca de una familia


Jorge y Cristina lo tienen todo preparado para recibir a la cigüeña, pero ella no está embarazada. La pareja es una de las cinco familias madrileñas seleccionadas por la Consejería de Asuntos Sociales en el programa de acogida de urgencia para bebés.

El objetivo es evitar que el recién nacido vaya a un centro de menores mientras se tramita la adopción. Los 'padres de emergencia' no podrán tenerlo más de seis meses y siempre que la madre biológica haya renunciado a él (64 mujeres, la mayoría extranjeras, abandonaron a sus hijos o los rechazaron en el hospital en 2008).

La experiencia no es nueva para estos padres de familia numerosa pero con un solo hijo biológico: Alonso. Éste tiene once años y desde hace cuatro ejerce de hermano mayor de Mario y Antonio (nombres ficticios de los dos bebés que tienen en acogimiento permanente, una modalidad que supone que podrán vivir toda su vida con Cristina y Jorge, aunque siguen en contacto con su madre biológica).

Cristina y Jorge, padres de acogida, en la habitación
de los más pequeños de la casa. (Imagen: Jorge París)


"Alonso tuvo que aprender a compartir, fue todo un cambio", reconocen los progenitores». Y él asegura estar feliz: "Aunque a veces no me hacen mucho caso", dice. Mientras, Antonio permanece en el sofá absorbido por la videoconsola. Parco en palabras, sólo contesta con contundencia para definir a Jorge y Cristina: "Son mayores", dice.

Y como sus mayores piensan que una familia es lo mejor para un niño, ahora apuestan de nuevo por la acogida, aunque temporal.


Una experiencia tan buena que la recomiendan a todo el mundo, pues crea adicción (hay que solicitarlo en la Consejería y cumplir algunos requisitos, por ejemplo que uno de los dos miembros de la pareja no trabaje).


"Los niños están muy ilusionados y prometen ayudar", cuenta Cristina, que sueña con que sea niña lo que traiga la cigüeña.

Visto en 20 Minutos.es


De estas líneas podríamos discutir varias cuestiones, como la posibilidad (o más bien necesidad) de mejorar el proceso de adopción o lo terrible que debe ser para una madre tener que renunciar a su pequeño y lo cruel que nos resulta a los demás.

Sin embargo mi verdadera y única intención no es otra que la de mostrar mi más sincera admiración por este tipo de personas: por la fortaleza que demuestran al acoger a una criatura con la que sólo podrán estar unos meses (con todas las emociones que eso conlleva), por su altruismo, por el servicio que le dan a la sociedad, por el calor que le transmiten al pequeño, por hacer su periodo de espera lo más agradable posible...

Por todo ello y mucho más; en el nombre de los pequeños y en el nuestro propio:

GRACIAS.

1 comentarios:

Juanjo dijo...

Es todo un gesto el que hace esta gente.
Mi agradecimiento también para ellos.